¿Cereales de desayuno? ¿O mejor otra alternativa?


El muesli tiene su origen en Suiza, y se consume principalmente en el desayuno, aunque también puede tomarse en la merienda o la cena.
Hay muchas posibilidades a la hora de hacer muesli casero debido a la variedad de ingredientes que admite. Éstas son algunas claves a tener en cuenta: .
Cereales:
Se debe incluir gran cantidad de cereales: copos de avena, arroz inflado, copos de trigo, copos de maíz, copos de cebada, trigo germinado, granos de mijo, centeno… .
Frutos secos:
Se pueden añadir avellanas, almendras, nueces, cacahuetes, pistachos, piñones… .
Frutas deshidratadas o desecadas:
El muesli también incluye frutas deshidratadas como los orejones (albaricoque), uvas pasas, fresas deshidratadas, higos secos, dátiles… .
Semillas:
La utilización de semillas aporta al muesli nutrientes importantes. Se puede incluir semillas de lino, de sésamo, de girasol, semillas de calabaza… .
Fruta fresca de temporada:
Además, el muesli se puede enriquecer con fruta fresca de temporada. Por ejemplo, arándanos, fresas, manzana troceada, rodajas de banano, mango

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, Bienvenid@ a Almadina, como te podemos asesorar?